Conjuros de Amor Fáciles y Efectivos

 

recetas magicas

Desde tiempos muy remotos el hombre ha querido utilizar los conjuros mágicos para derivarlos en su propio beneficio. De ahí que han ido surgiendo con el paso de los años multitud de hechizos y conjuros destinados tanto a mantener la llama de la pasión entre los miembros de una pareja y que ésta no se rompa con una infidelidad, como a lograr un acercamiento a un amor imposible, o recuperar a un ser amado, bien sea un marido o un novio.

Existen, por tanto, cientos de conjuros y recetas mágicas cuya pretensión es conseguir éxito en el amor y en las relaciones de pareja. Entre tanta variedad es normal hallarlos de todo tipo, para usarlos con diferentes ingredientes, algunos más fáciles de encontrar que otros, pero en general asequibles y con los que se pueden llegar a tener resultados verdaderamente espectaculares. Desde una simple manzana, o un vulgar retal de tela, a joyas de oro o delicados aceites esenciales, son elementos con los que se puede llegar a cimentar una relación o a lograr el amor definitivo.

 

Eso sí, si lo que se aspira es a que alguien se enamore de nosotros en contra de su voluntad, o si buscamos una ruptura entre terceras personas, entonces hablaríamos de hechizos de magia negra. En el caso de los amarres, éstos no suelen traer nada positivo, ya que si pretendemos que alguien se enamore de nosotros, mucho mejor es que lo haga porque somos afines y nos unan las mismas fuerzas, no porque queramos tener a nuestro lado alguien a la fuerza, por muy enamorados que estemos de dicha persona. En eso no consiste precisamente la esencia de la magia del amor.

Para muchos de estos rituales y conjuros es muy importante tener en cuenta las fases de la luna, dado que este satélite ejerce un gran poder sobre nuestro ánimo, sentimientos e incluso salud. Precisamente las fases de la luna tienen una energía dominante que hay que saber aprovechar si se quieren disfrutar de todos los beneficios de estos hechizos. Por tanto, en muchos de los que vienen a continuación se indica qué fase lunar es la más apropiada para llevarlos a cabo.

Hechizos para encontrar el amor

Cuántas veces habremos soñado con encontrar a nuestra media naranja, sobre todo aquellas personas que no han tenido demasiada suerte en el amor y que todavía confían en la magia del amor. Si bien el factor suerte es en muchos casos, determinante, pues las circunstancias pueden influir de forma favorable o adversa, según el caso, también es cierto que este tipo de rituales vienen muy bien a la hora de echar una mano. Estos hechizos son estupendos para conectar con la persona ideal y dar paso a una bonita historia amorosa.

Hechizo de las flores blancas

Se necesitan para este ritual seis rosas blancas, un lirio blanco, doce granos de arroz, un recipiente de cristal con tapa metálica, cordón de seda, mejor de color blanco, incienso de flor blanca, agua, un cuenco de cristal transparente.

Ponemos a hervir dos litros de agua y cuando esté en ebullición se echan los pétalos de rosa y el lirio, dejándolo que cueza durante seis minutos. Apagamos el fuego y se echa un tazón de agua helada y los granos de arroz. Ahora vamos a dejar reposar durante diez minutos y luego se pone todo en un cuenco, si es de cristal transparente mejor aún. Luego la ponemos a la luz de la luna creciente durante cinco noches seguidas y en la sexta noche se riega una maceta y se entierran los restos. No hay que olvidar retirar cada mañana el recipiente durante todas las jornadas del ritual para evitar la evaporación del agua con la luz solar.

Ritual de la naranja

Para este ritual nos hacen falta una naranja, un cuchillo, dos cordones de seda de color rojo y aceite esencial de naranja.

Simplemente se trata de cortar la naranja y echar siete gotas de esencia de naranja en la pulpa de cada mitad. Luego se unen ambos trozos enrollando los dos cordones alrededor de la naranja y se deja en un sitio aparte donde esté a salvo de manos y miradas indiscretas. Se dejará así hasta que la persona que realiza el ritual encuentre su media naranja. Entonces, enterrará la naranja sin desatarla en un jardín o maceta con flores blancas.

Conjuro mágico para acrecentar la pasión

Aunque la buena marcha de una relación amorosa dependa mucho de nosotros, cultivando dichos encuentros sin caer en la rutina o en el aburrimiento, siendo tolerante con los gustos de la pareja, inventando juegos nuevos que la enriquezcan, etc., también podemos utilizar una serie de hechizos y rituales que alimenten el fuego de la pasión y ayuden a que el conjuro surta efecto al cien por cien.

Hechizo de la rosa

Para realizar este hechizo se precisa una rosa roja, esencia de aceite de rosas y de jengibre, un lazo de color verde y una fotografía de la pareja. Además hará falta una caja, preferentemente de madera.

Se impregna la rosa en el cáliz (la parte de los pétalos) con una mezcla de ambos aceites en la proporción de dos partes del de rosa por una del de jengibre. Se toma una fotografía de la pareja y se une a la rosa con el lazo verde, mientras se piensa en la otra persona de forma apasionada, centrándose en lo que más le gusta a nivel sexual. Cada mañana impregnarla durante veinte días seguidos, y colocarla durante todo el día debajo de la cama, se mantengan o no relaciones durante dichos días. Una vez que pasen éstos, se mete la rosa en una cajita, mejor si es de madera, y se guarda, dejándola secar para que se haga duradera igual que la relación que queremos que siga viva.

Ritual del incienso de ylang ylang

Hace falta incienso de ylang ylang, un incensario o quemador y extracto de raíz de jengibre en polvo.

Mientras se quema una varita o cono de incienso de ylang ylang, se piensa firmemente en la relación sexual con la pareja a la vez que se espolvorea un poco de polvo de raíz de jengibre sobre las sábanas. Será un proceso que habrá de repetirse durante un mes y medio para fortalecer la relación amorosa.

rituales amor

Hechizos para que la pareja no sea infiel

Naturalmente, una de las premisas fundamentales para que la pareja mantenga viva la llama del amor es mantener la fidelidad entre ambas personas. Está claro que esto va dentro de la forma de ser de cada uno y de si permanece o no impasible ante las tentaciones, pero un poco de ayuda tampoco viene nada mal. En forma de conjuros o rituales, esa ayuda será siempre bien recibida.

Conjuro de las violetas de amor

Este sencillo ritual requiere tres velas de color violeta, aceite de esencia de violetas de amor, un ramo de violetas frescas, fósforos y agua. También hará falta un platito de metal o cerámica.

En un vaso de agua se agregan tres gotas de esencia de violetas por cada flor del ramo o bouquet. Se encienden las tres velas que habrán de ponerse sobre un platito y se coloca el vaso delante. Ahora recitamos en voz alta: “Que mi amor logre atrapar a mi pareja y que ésta me sea siempre fiel, que me quiera y me respete a pesar de las tentaciones que puedan presentársele día a día”.

Se deja que se consuman las velas, y se entierran los restos, regándolo con el agua de aceite de violetas. El platito se guarda en un sitio discreto. Repetir la operación cada veinte días durante tres meses.

Hechizo de los amantes fieles

Necesitamos una vela de color celeste, aceite esencial de amor, fósforos.

Es sumamente importante comenzar este ritual pensando en los objetivos que se persiguen haciéndolo, es decir, que nuestra pareja nos sea absolutamente fiel. Con este pensamiento en la mente, se toma la vela y se impregna de aceite esencial de amor. Mientras la vela arde, se recita en voz alta: “Espíritus del amor, no me abandonen y vengan a visitarme. Haced que sea fiel a mi pareja y que ésta no piense en otra persona que no sea yo, ni de día, ni de noche. Haced que ambos seamos amantes fieles.”

Dejar que arda diez minutos, apagarla y repetir el proceso durante los siguientes días, hasta que se acabe la vela.